Latest Entries »

¡¡¡Hola a todos de nuevo!!!

Hoy no tenía tiempo ni ganas de cocinar, así que he intentado hacer algo, y por milagroso que suene, HA FUNCIONADO.

Hoy vamos a preparar una tortillita francesa con queso fundido y orégano, muy, muy rápida. Prometido.

Ingredientes:

-2 huevos

-Una lonchita de queso

– Un poco de orégano, sal y aceite.

Suciedad:

1 bol y 1 tenedor

Preparación (o como hace Flash [AH! AH!] las tortillas):

1- Pon dos huevos, un poco de oregano, un poquito (muy poquito) de aceite y sal en un bol pequeño.

2- Bátelos con un movimiento rápido y sincronizado, o como puedas, pero hazlo hasta que quede todo de un color homogeneo.

3- Pon el queso cortado con tus manos dentro, mezcla un poco más, y ponlo en el microondas por 6 minutos. No lo pongas a máxima potencia, pon el microondas un poquito más flojo, pero poco. Si ves que no está hecha completa, ponlo poco a poco un poco de tiempo más. Estará lista cuando esté toda cuajada.

Así quedará más o menos:

Se ve horripilante en la foto, pero en la realidad no es tan fea, y está bastante buena, de verdad. Seguro que os sale una forma más bonita.

Pues eso, y muchas gracias por los comentario y los consejos. Me animais a experimentar más. Decidme si haceis alguna como os sale.

¡¡Hasta la próxima!!

Anuncios

Esta vez, necesitareis comprar una bolsita de pasta precocinada (como la que vende el Mercamoña (de pésima calidad), El Ayer (geniales y muy baratas), El Alamontaña (no están mal, el precio es adecuado) o casi cualquier empresa, aunque tengas que comprarlas de marca.

Aunque parece una tontería la preparación perfecta, y digo perfecta de este producto, no se consigue como lo indican las instrucciones. Si lo haces como las instrucciones dicen (por cierto, todas las marcas aunque no lo reflejen se pueden preparar en el microondas) te saldrá una pasta aguada y dura. El camino a la perfección es duro, pero aquí os traigo un atajo bastante facil de seguir.

Bolsa de pasta

Ingredientes:

-1 Bolsa de pasta, no importa marca.

– Agua

– Aceite

Suciedad: 1 bol de plástico (del que puedes comer directamente, pero si eres escrupuloso, también gastarás un plato), 1 tenedor.

Tiempo: 15 minutos

Instrucciones de manejo:

1-Pon 2 vasos de agua (medio litro, en vasos de duralex de toda la vida) en un tupper (yo suelo usar lo que te queda cuando compras una tarrina de helado).

2-Pon una cucharada de aceite. Si calculas es más o menos un círculo del tamaño de una moneda de 2 euros.

3- Mete el tupper en el microondas (sin la pasta) y ponlo a 15 minutos. En 5 minutos vuelve, saca el agua hirviendo y pon la pasta. Remueve un poco con el tenedro.

4- Vuelve a los 5 minutos, mueve un poco con el tenedor, y espera a que acabe de cocinarse.

5- Sacar y devorar. Queman muchisimo. Muevelos un poquito que se quede bien la salsita. Se quedará espesa, pero no sólida.

NOTA: La temperatura a la que pongo el microondas es siempre la máxima. Acabas antes.

Cositas que podeis añadirle: trozos de jamón, beicon, choped, salchichón, queso (de cualquier tipo, siempre viene bien), orégano, etc.;  y NUNCA LE ECHEIS SAL.

Si son de los largos, los partes. Queda exactamente igual (repito, igual) que si los haces en una olla, pero tiene muchas ventajas: no se queman, no se pegan, no tienes que fregar una olla ni estar controlandolos todo el tiempo.

Espero que os gusten las recetas, y si os apetece comer algo en especial, decídmelo y ya intento prepararos un platillo.

 

Este post de hoy es un consejo y una receta, pero que resulta muy util a la hora de vivir sólo.

Cuando estás solito, hay mucha gente que no piensa en tí, como tus amigos, tus familiares, el banco, y sobretodo, las compañías de comestibles. Ellos hacen esas cajas gigantes de galletas, o esas bolsas imponentes de productos, que tu en tu soledad, te es imposible consumir a tiempo de que se echen a perder, pero que salen mucho más baratas que las cajitas pequeñas (mirad siempre el precio por kilo, en chiquito junto al precio grandote y atractivo).

Entonces, si te compras una bolsa de magdalenas, todos sabesmos que una vez abierta, las magdalenas tienen como unos dos días hasta empezar a ponerse rancias, secas, duras. Para solventar este problema (y tambien funciona con el pan) mi consejo es que recien las comprais, a menos que las vayais a comer todas en el momento, es que las metas en el congelador (congelador, no frigorífico o “Federico).

Un vez congelada, la magdalena te puede durar meses, literalmente, y para volverla a la vida, sólo necesita de un minuto, y repito, 1 minuto (incluso menos, tienes que estar muy atento a tu magdalena, y en cuanto veas el más mínimo vapor, sácala deprisa, con cuidado que quema, y consumela con fervor).

Entonces, una vez aprendido este truquillo, para la receta de hoy necesitamos:

Ingredientes:

1-Magdalena criogenizada

1- Onza de chocolate

1- Vaso de leche

Tiempo de preparación: 1 minuto

Suciedad: 1 plato un vaso y un cuchillo (que la verdad no queda muy sucio).

Preparación:

1- Saca la magdalena del congelador y colócala en un plato.

2- Realiza una lobotomía a la magdalena, introduciendo el cuchillo por la parte superior, y haz un poquito de hueco, sin llegar a atravesarla por completo.

3- Introduce la onza de chocolate en el interior de la magdalena.

4- Pon la magdalena en el micro con su plato, pon el tiempo y presta mucha atención. Si ves salir vapor, la magdalena está en su punto, corre a comértela. Si te pasas, se le quemará el culo por el azucar. Hace falta un poquito de práctica (o no, yo soy muy torpe) para cogerle el puntillo a tu microondas.

5- Coge un vaso de leche y disfruta de tu desayuno.

Espero que os sirva, y lo que os digo, con el pan ocurre lo mismo, si te ha sobrado, directo al congelador, unos minutos al micro (si eres afortunado de tener tostadora, pues a la tostadora), y como nuevo, literalmente. Yo hago esto tambien con los “cruasanes”, y queda de lujo, debido a la mantequilla que tienen.

¡Hasta la próxima entrada, y que comais saludable!

En la cocina, cuando te pones a cocinar, siempre hay muchos muchos fallos, muchos errores de cantidades y todo, y al intentar idear nuevas recetas, se puede fallar. La idea es que no lo dejes ir, únicamente sigue con ello. Ejemplo util: que estás friendo arroz para una receta pero no ves que salga bien, echa cebolla, zanahoria y maiz, un chorreón de salsa de soja y un poco de tomate, y tienes un plato chino delicioso. (ejemplo de lo que me sucedió hoy intentando hacer arroz inflado).

Nunca dejeis que el hecho de que salga mal un plato no os ayude a inventar algo nuevo. Otro ejemplo práctico es cuando intenté asar filetes en una sartes, y comenzaron a desmoronarse… creando un batiburrillo de pescado, a lo cual añadiendo surimi y pimiento verde picado, con algo de tomillo y pimienta, consigues un plato delicioso.

Muchas veces las mejores invenciones están en los errores que aparecen al principio de la cocina. El primer filete cocinado tuvo que ser casi seguro, un tío que dijo: UGRNR RNGR RN (que traducido sería como: ¿Qué crees que pasa si pongo este filete en esa luz roja brillante que da calor?).

Nunca decaigais, nunca. La cocina es prueba y error, y si podeis hacer que lo pruebe otro antes, casi mejor.

Buenas mis afables compañeros de cocina. Ayer estaba en casa, después de una tediosa clase, con poco tiempo para comer y me dije: ¿Qué me apetece comer hoy?. Entres mis elecciones tenía pollo congelado, habichuelas congeladas, un tomate y zanahorias crudas. Perfecto…

Cogí la pescada por lo obvio del título.

La receta es bien bien sencilla, y se necesitan pocas cositas para hacerla:

Ingredientes:

– 2 (o más o menos) filetes de merluza. Sin espinas casi que mejor, que es más cómodo de comer, y mucho más sencillo.

– Ajo en polvo.

-Perejil picado (en del tarrito de mamá).

-Aceite (de oliva, gracias).

Tiempo: 10 minutos

Suciedad: 1 plato, 1 tenedor, un bol de plástico.

Preparación:

1- Colocamos la pescada en un plato.

2- Cubramos con un poco de ajo en polvo y añadamos como una cucharilla de café de aceite por encima.

3- Introduzca en el microondas.

4- Ahora viene lo dificil. Coloque un bol de plástico que pueda cubrir el plato por completo. Esto la verdad es lo que hace que la pescada se hierva en su propio jugo, pero sin necesidad de cacharros aparatosos que ocupan mucho en el fregadero, y luego tus compis de piso te piden que limpies, y lo dejas, y lo dejas…

5- Coloca el micro a máxima potencia, unos 1o minutos (como siempre, si ves que está crudo porque tu microondas es un flojo, ponlo un poco más).

6- A los 5 minutos, vuelve de tu cuarto a la cocina, mira como va la pescada (cuidado con la ráfaga de vapor), dale la vuelta con un tenedor (que luego usarás para comer, no vamos a usar dos tenedores para limpiar más) , echa el poquito de perejil por encima, tapa de nuevo, que siga los otros 5 minutos y tu a tu cuarto tranquilamente.

7- Cuando oigas la campanita sonar, saca la pescada del microondas (Spoiler alert: QUEMA!), quita el bol de encima, dejalo en el fregadero para un posterior lavado, pincha la pescada y corta un trozo, ¿está blanquita por dentro y se rompe con facilidad? perfecto. Cómetela.

Hoy por desgracia tampoco tengo foto, porque la hice de improvisto y no saqué la cámara mientras me la comía ante los ojos impresionados por el hecho de cocinar con microondas de mi compi portugués y la limpiadora del piso (no son la misma persona), pero en cuanto tenga una foto os la enseño.

El tomate cortadito con una pizca de aceite y pimienta en polvo viene de lujo. Puedes poner en la pescada tambien si gustas orégano, tomillo, cualquier cosa en bote verde que tengas, y acompañar de lo que te venga en gana.

Una cosilla si es verdad, el aceite se mezcla con los jugos del pescado, creando una especie de costrita pegada al plato, se limpia bien, no hay problema, y si consiguies que se quede en el pescado, mejor, sabe bastante bien.

Bueno, otra barbaridad culinaria más, espero seguir trabajando en esta cocina barata y muy rápida. Nos vemos en la siguiente receta, que puede que tarde porque he perdido toda señal de internet ahora mismo, pero intentaré hacer algo pronto. Bom- aperitive! (O en español buena-tapa!)

 

Como saben los que me conocen, estoy residiendo actualmente en Portugal, debido a una beca Erasmus. Aqui en portugal como es normal no existe la tradición del domingo de churros (o porras, que yo soy andaluz), así que en mi pisito esta mañana de Domingo me entró la morriña y decidí prepararlos. Recordé la receta que vi preparar múltiples veces a mi padre hacer con la masa que le sobraba de las masas de pizza que preparaba. Como no tenía ni manga pastelera… ni rasera… ni sartenes limpias… ni casi nada, he usado una forma distinta. He utilizado unos rectángulos de masa plana, que me han quedado de lujo, la verdad. Y para muestra:

Churros o porrasEste ha sido el resultado, después de freirlos en una ollita con poco aceite (que para eso vienen bien que sean planas). La tacita es una de las cadenas que me dejan unido a mi tierra, regalo de los papis de mi chica recuerdo de Mojacar. Rellenita de chocolate (que era más bien un colacao, porque no he encontrado chocolate a la taza digno de nombre aqui).

No incluyo la receta en micro-recetas, pero si que puedo decir la preparación, porque para un estudiante que quiera quedar bien con sus compis de piso no hay nada mejor:

Ingredientes: Harina, agua… y sal? pero muy poco. Aceite para freirlo todo.

Suciedad: Muchisima, debido a la harina.

Preparación:

1-Pon un poco de harina en un bol, y humedécela ligeramente. Mi consejo es que pongas un puñado de harina generoso, o dos puñados, y luego con la manita en forma de cuenco, vayas echando un poquito de agua y amasando (con las manos limpias mola mucho), y cuando veas que está muy seca, echa un poquito más. Así hasta que esté la masa recia, pero blandita, como si hicieras la masa de una pizza, o como si… usaras plastilina blanda, blanda.

2-Pon un poco de harina en un plato, pon una cucharada de harina, y amasalo. Si tienes una zona grande y limpia, úsala toda, y aplánala hasta que quede finita y lisita. Córtala después en cuadraditos.

3-Calienta a fuego fuerte aceite suficiente como para que cubra el grosor de un SanJacobo (unos 2 dedos).

4- Echa los cuadraditos de masa, voltéalos, y cuando estén doraditos (si te gustan más tostados, déjalos, pero no lo recomiendo, luego crujen mucho) y sácalos rápidamente.

Consejote!: Aprende con rapidez a sacarlos, que se te quema el aceite. No eches muchas a la vez, que es dificil controlarlas y pone pocho el aceite. Disfruta sintiendo el calor de la sartén!! XD

Y ahí tienes unos deliciosos churros, que puedes comerlos tal cual, o poner un poquito de azucar en la masa o encima de ellos, o canela… o nata, o chocolate, la verdad es que la imaginación en la cocina barata es tu principal herramienta.

Bueno, espero que os haya gustado esta entrada, y que los probeis y me digais si os salieron bien. Otro consejo divertido es que si sales de fiesta y te apetecen churros, deja la masa cortada antes de salir, y fríelos cuando llegues (si no estás muy borracho), coma y duerma la mona.

Hasta la próxima!!

(Edición de última hora!) Al parecer, y sin darme cuenta, preparé lo que se conoce en Castro del Río (Córdoba) como “Masitas fritas” o algo parecido a “Zopaipas” o “Azopaipas” (es trasnliteración del original). Disculpen el error XD

Aqui tienen la foto de las castañas, con un motivo algo… espacial

"Castaña Invaders"

Hola cocineros aficionados de la comida rápida. Estamos en otoño, y nunca hay una época mejor para comer castañas, ¿pero no estás hartos de tener que ponerlos en la carboncilla, sucia, y no tienen, o el horno que gasta tanto? Pues están de suerte porque la castaña se presta muchísimo a la “microondización”.

Castañas asadas al segundo

Ingredientes: Un puñado de castañas

Tiempo: Menos de 1 minuto

Suciedad: Las cáscaras de las castañas, y si quiere, un bol de plástico (porque salen ardiendo)

Instrucciones:

MUY IMPORTANTE: Haz un pequeño corte en las castañas, para que salga el vapor. La primera vez no recordé hacer esto, y se abrió por si sólo, con un poco de miedo por mi parte.

1- Meta las castañas a toda potencia en el microondas (como unas 5 o 6, pero puedes probar a meter más) en un bol.

2- Ponga el tiempo a menos de un minuto. Sabrá cuando están hechas porque echarán mucho vapor, y quemarán más.

3- Consumir cuando se enfrien. Se pelan facilisimo y se comen más facil aún. Calientate las manitas con ellas primero, y luego consuma si prefiere. Lleve toda la gracia del otoño a su microondas.

Esta vez no tengo foto, pero no tardaré en subirla, aunque ya sabeis como es una castaña, y no cambia su aspecto por fuera.

Espero que os guste, y volveré pronto con otra micro-micro receta.

Hasta pronto!!

Parecidos irracionales!!

Ayer vi una foto de un concierto aqui en Aveiro (Portugal), y me dije: CONTRA!! MEATLOAF!! Pero no, era un hombre llamado Lloyd Cole, pero es que su parecido con el cantante de Meat Loaf (Marvin Lee Aday) es increible. Aqui teneis las fotos:

Este es Lloyd Cole

Y este es el cantante de Meat Loaf en la actualidad

Hoy! Brownie 3 minutillos!

Este es mi favorito con diferencia, no sólo por la facilidad de creación que tiene, sino tambien por lo barato y reconfortante que resulta. Se puede hacer borracho, o recien levantado, o en cualquier momento si no has tenido tiempo de hacer otra cosa.

Y HOY CON FOTOS!!

Tiempo de preparación: 6 minutos

Suciedad: Un bol de plástico de tamaño medio, una cuchara, un tenedor y un cuchillo

Ingredientes:

Ingredientes man!

– 4 cucharadas soperas de harina (con levadura, o añadir una cucharadita de café de levadura)

-4 cucharadas soperas de azucar

-3 cucharadas soperas de chocolate en polvo (lo mejor es el paladín, o cualquier otro chocolate a la taza)

-Una pizca de sal, pero mu poquillo, y ponlo cuando eches el azucar… sin problema.

-1 Huevo

-4 Cucharadas de leche

-3 Cucharadas de aceite

Preparación!!! (Easy as eating a pie)

1: Vierte la harina, el azucar y el chocolate y mezclalos hasta que la mezcla sea homogenea

Todo mezclado queda de un color marroncito normal, esto es recien vertido

2: Pon el huevo dentro, mezclalo hasta que quede homogeneo también.

Aqui hay dos, porque el preparado que hice ayer fue para más personas, pero para la receta normal es sólo un huevo (o monórquido)

3: Vierte la leche y mezcla, y espero que ya le hayas pillado el tranquillo. Es facil… coges un tenedor… mezclas… sencillo.

4: Por penúltimo, el aceite (puedes usar mantequilla derretida… aceite de otro tipo… lo que se te ocurra, hay espacio para la libertad).

(La foto aqui no saía bonita, porque sin mezclar, se ve algo raro, pero mézclalo bien y descuida, estará genial depués)

5: Pon en tu microondas a toda potencia (da igual cual sea, pon el símbolito de MAX, o las 3 rayitas, da igual, todo vale).

6: Espera unos segundos a que se enfrie, mientras te preparas un refrescante vasito de leche y a disfrutar de un completo “lo que sea”.

No se si es peligroso fotografiar microondas encendidos. Pero me encanta ver como aunque parece imposible, eso empieza a subir y a volverse esponjoso y genial!!!

Bueno, este es de verdad el mejor, lo preparé ayer, y con esas cantidades da para 2, 3 personas. Con el doble tienes de 4 a 8 personas. Es barato, rápido y muy limpio.

Delicioso, de verdad. Yo lo dejo un pelin sin hacer, pero muy poco, para que quede más jugoso por arriba.

Lo vais  a pasar bomba. Mis últimas recomendaciones: Sustituir una de las cucharadas de azucar por una de azucar avainillado, o poner al final pepitas de chocolate, pero una vez que esté cocinado. Si poneis algo dentro del dulce, se caerá al fondo, o hará que suba menos. PERO! una vez hecho, puedes clavarle un cuchillo e introducir onzas de chocolate (lo hice una vez para el cumple de un amigo, delicioso), o cortarlo por la mitad, poner crema, o algo que tengas por casa y puede que sea mejor, PERO eso lo hace más lento y sucio, así que eso lo dejo para vosotros.

Hasta la próxima receta!!