Category: Micro-micro recetas


Hola de nuevo,

Este plato de hoy es uno de esos que ponen mucho en las bodas, y que queda tan bien aún sabiendo que no a todo el mundo le gusta. Será lo exótico de los dátiles unido a la panceta lo que nos encanta de esto.

El plato tiene una preparación mínima, o menor aún. Para lo de hoy necesitaremos:

Ingredientes:

-Bacon (lo que quieras comer)

– Dátiles (uno por tira de bacon)

Tiempo – 5 minutos

Suciedad: 1 plato, 1 cuchillo

Preparación:

1 – Coloca las tiras de bacon desenrrolladas en un plato, y empezando desde una punta, ve enrollando un dátil poco a poco. Si las tiras son muy anchas, pártelas y aprovecha por si tienes invitados, que parezca más comida.

2- Pinchalos una vez envueltos con un palillo de madera para que no se abran e introdúcelos en el microondas 5 minutillos (como siempre digo, si tu microondas no tiene tanta potencia, o va distinto, ponlo un poquito más, eso todo a ojo de buen cubero).

3- Retirar del microondas y comer ansiosamente.

 

Este plato es rematadamente facil, y si tienes a alguien a quien preparar una cena bonita, o tienes que hacer aperitivos más refinados, esto puede venirte que ni pintado.

Es una alegría volver a escribir aqui después del descanso de las vacaciones. Vengo con un pequeño arsenal de microrecetas, y este año propondré también recetas para aquellos que no tengan microondas.

¡Hasta la próxima entrada!

Anuncios

Buenas, como os encontrais todos vosotros amantes de lo que sea que se escribe en este blog, pero actualmente casi todo es comida. Pues vuelvo para deciros que he vuelto.

Entre muchos regalos esta navidad, uno que es interesante a fin de acrecentar el número de recetas de este blog es un librito muy bien llevado llamado “Cocina para vagos”

Es un libro muy interesante, aunque un poco breve, en plan humorístico que te da unas ciertas bases para empezar a cocinar algunos buenos platos de la gastronomía española (muy manchega la verdad).

El libro me ha gustado, aunque hay recetas estúpidamente sencillas, trozos grandes de páginas en blanco, y que a veces parece que no es el mismo quien escribe todas las recetas. Todo esto está aderezado con chistes de Guillermo Summers y pequeñas tiras cómicas… que bueno… lo siento, pero no me hicieron reir mucho.

Pero mi objetivo es intentar hacer todas estas AÚN más sencillas, con el microondas.

Así que os digo y sin miedo a equivocarme, que este año vais a comer de lo lindo, superrápido y baratungo.

Hasta la próxima entrada!

Con lagrimas en las mejillas os digo adios hasta que acabe la navidad, practicamente. Me voy a mi casita, donde el internet va a trancas y barrancas, y donde tengo una cocina íntegra para poder cocinar como me plazca…

Pero para dejaros con buen sabor de boca, os pongo otra recetilla que no es de microondas, pero intentaré que lo sea en un futuro. Por el momento aquí va.

Ingredientes:

Bolsita fideos chinos (esos fideos, ramen o como sean). Son unos fideitos como de plástico, pero que están requetebuenos, y a la vida de un estudiante le vienen que ni pintado.

– Un huevo

– Salsa de soja

– Aceite

Suciedad: Una ollita, un tenedor.

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Y se realiza con muchísima facilidad, pero gran triunfo:

1- La idea normal es hervir todas las cositas en un mismo bol (cosa que si se hace en el microondas), dejándole más o menos caldo. Pero esta receta lo hace distinto, mejor para mi gusto, que me gustan bien secos. Para el primer paso, hierve los fideos, pero no eches las especies ni las otras cosas que vengas dentro de la bolsita. Estas bolsitas suelen vales alrededor de 60, 70 centimos, y las venden en casi todas las tiendas que conozco. No tienen por qué ser japoneses, hay marcas españolas que lo fabrican. El sabor el que más les guste.

2- Una vez hervidos los fideos (3 minutos: para saber que están bien, mira que estén blandos. o tienen que estar muy blandos, en cuanto no estén crujientes, que tardará poco, y se rompa el pack que hace, dale unas vueltas y cuela el agua) y secos los fideos, en la misma olla ya sequita, echa un poquito de aceite (muy poco) y comienza a freirlos. Vierte las bolsitas de especias que vienen con el pack, todo encima de los fideos. Comienza a removerlos mientras se fríen.

3- Una vez mezcladito, echa un huevo (uno por bolsa si haces más de uno) y ve moviédolo junto con los fideos. Se harán huevos revueltos (que se hacen cuando no los remueves antes, sino que se van calentando a medida que se rompen).

4- Ya todo echo, el huevo cuajadito, echa un chorreón (llamado así a la medida ocular que se mueve entre una cucharada sopera y lo suficiente para que todos los fideos queden manchados) de soja. la soja que a mi me gusta es la baja en sodio, porque es menos salada, pero tiene todo el sabor. Pero eso ya es a vuestra opinión.

5- Remueve todo junto, fritito, sequito. ¡LISTO! Come.

La receta la preparamos ayer por la noche, y hacen que mejoren muchisimo a la típica receta de fideos recocidos o en sopa. Adquieren más sabor, más consistencia y deliciosidad absoluta.

Muy buenas navidades espero que pasen, y que lo disfruten todo y que tengan o hagan muchos regalos. Que la felicidad se haga en vuestra casa, y comed algo preparado por mamá, y que os enseñe a cocinar, o la abuela. Son fuentes de sabiduría culinaria extratosféricas. También los papás, que no quede.

¡Hola! ¿Cómo está vuestra mascota? ¿Está ya mejor?

Para los que no tiene microondas, hoy propongo una receta que no lo precisa (aunque si que precisa de batidora o “minipimer”. Es una receta típica cordobesa, pero que a mi sólo me ha traido buenos momentos. Se tarda muy poco en preparar, y da muy buenos resultados. Eso sí, como dice mi abuela “con el salmorejo, el pan cerca y  el agua lejos” (lleva bastantico ajo, así que puedes saborearlo alguna que otra vez más, y el agua no ayuda a mejorar eso).

Ingredientes (para 1 persona nunca lo hice, así que os lo pongo para 3):

– 6-8 Tomates, dependiendo del tamaño del mismo. Buscadlos bien maduritos, muy rojos, esos que no les queda mucho para pasarse son perfectos.

– 6 rebanadas de pan (de pan de pueblo, lo que son como unas 8 de pan de molde, el cual no aconsejo que useis. Para el caso es un puñado de pan, que si veis que está muy liquido, pues le echais un poquito más).

– Aceite en abundancia. En la receta explico cómo calcular la cantidad.

– 3 Huevos.

– Jamón picado (la cantidad que querais).

– Vinagre (o no, es opcional).

– 4 Dientes de ajo.

 

Suciedad: Bastante la verdad: 1 bol grande, 1 tendor, los platos para comer, una ollita (o un vaso).

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Cómo se hace:

1- Coge el bol grande, mete dentro los tomates (córtalos en gajos, pero tampoco te mates, ahora los vas a triturar, sólo para hacerlo un poco más facil) quitándoles la parte verde de arriba nada más. Mete el pan, los dientes de ajo (si te gusta más picante, adelante. Para evitar que se repita tanto, elimina si quieres, el tallito verde del centro del ajo. Al partirlo por la mitad, verás como una hebra de un color más verdaceo. Si la quitas reduces un poco esas repeticiones tan molestas) y comienza a triturar. No hace falta que peles el tomate. Si trituras bien, no se verá la piel.

2- Una vez quede más o menos homogeneo, le toca el aceite. Para echarlo, yo suelo una vez todo triturado, recubrir por completo de aceite, y luego, subir unos milímetros el volumen. El aceite en esta receta es principal, y si teneis un aceite bueno, pues mejor. Echa tambien un chorreón de vinagre (como ya vimos en el puré de patatas, echa una vuelta rápida de vinagre), y sal al gusto. Volver a darle a la batidora un poquito.

3- Aquí ahora tenemos una variante: antes yo solía hervir un huevo por comensal, y luego picarlo encima del salmorejo ya preparado; pero hace un tiempo en un bar me sirvieron el huevo batido dentro del salmorejo, y me convenció la idea. Elijas lo que elijas, cuece unos huevos (en una ollita con agua hirviendo por unos 10 minutos o en un vaso o taza de agua en un microondas por unos 5. Ten cuidado de partir antes el huevo, o explotará. No es broma, a mi me pasó una vez, y no lo recomiendo. Aún así puede que el huevo haga ruido. La mejor manera es poner agua en un vaso y verter el huevo, pero sin la cáscara. Vigila que no se derrame mucho el agua. Cuando veas el huevo cocido, sácalo con cuidado y échalo al bol del salmorejo si lo quieres todo junto, o pícalo bien y añádelo por encima).

4- Añade jamón picado por encima y el huevo picado si elegiste esta opción.

5- Una vez servido en el plato, haz una vuelta rápida con aceite. Ya puedes comértelo con mucho pan mojando sopas. Si podeis, el mejor pan para hacerlo es uno de barra de pueblo, si no, cualquiera menos pan de molde.

 

FARKONSEJO: No mojes el pan. Muchas recetas dicen lo contrario. El agua de los tomates es suficiente para que quede bien. Mi truquito es congelar el pan, de esa manera, tiene un poquito de agua. Se descongela en segundos en el microondas y listo, queda blando y se puede batir mejor. La idea de mojar el pan es hacerlo más facil al batir, pero si echas primero el pan y luego los tomates, o lo mezclas todo bien, tienes que estar unos segundos más batiendo, pero queda bien).

FARKONSEJO 2: Para batir, por si no teneis ni idea, haz como si intentaras aplastar todo con la batidora. Ve subiendo y bajándola despacio, dejando que haga su trabajo. Una vez esté medio uniforme, ve haciendo pequeños círculos, y busca por lo que pueda haber quedado sin picar adecuadamente.

Hay una versión que sustituye el jamón por atún, y si eres vegetariano, no pongas ninguna de estas dos cosas.

Este es uno de mis platos favoritos, y me encanta prepararlo en verano (que es cuando mejor sienta), aunque en invierno con un buen brasero (algo de los andaluces, no teneis que entenderlo) tampoco sienta nada mal. Disfrutad con esta NO micro-micro receta.

 

¡Hola!

¿Cómo se encuentran los chef hoy? Hoy vamos sólo a aprender a cocinar de manera muy rápida y sencilla algunas tapillas totalmente deliciosas y sabrosisimas: Choricito frito, morcillita frita, tocinito frito, montaditos de jamón.

Una de las propiedades del microondas es el hacer que las carnes se cocinen en su propia grasa, y en el caso del choricito y la morcillita es genial el que vengan empaquetaditas en su tripita. Para prepararlas, pónganlas en un platito, mejor por separado, pínchelas o pártelas en trozos (para coger con un palillito)  y dentro del micrrondas, pon el tiempo a 2 minutos y medio. Vereis que comienzan a sudar la grasilla, y a freirse con ella misma. No lo dejeis mucho tiempo, que se os secarán, sólo el justo, y queda igual, y digo, igual que si las friérais, con la excepción de que la morcilla no suelta, ensucia ni se rompe.

Tocinito frito: Pon las tiritas de tocino en un plato (si teneis la bandejita del grill, ponlas ahí) y ponlo en grill. A mitad, dadles la vuelta. Ponlo un tiempo de 5 minutos, o 6, dependiendo del microondas y la potencia del grill.

Montaditos de jamón: Para estos montaditos, lo que necesitaremos será jamón (lo venden en laminitas cortaditas y baratas en el Deidia o en el Alamontaña), una barra de pan cortada, huevo frito y pimiento frito. Para hacer el huevo frito y el pimiento, puedes poner una olla con aceite o…:

Huevo: Rompe el huevo en un bol de plástico, con una gota (1 GOTA) de aceite, y un poquito de sal. Ponlo 2 minutos a máxima potencia, y tienes tu huevo preparado para el montadito. Si la barra es grande, ponlo en un bol grande, si la barra es pequeña, aprovecha bien el espacio.

Pimiento: Pon el pimiento fresco (o congelado) en un plato. Quítales la cabecita y mete dentro un poco de sal y un poquito de aceite. Mételo en el microondas por 3 minutos, aunque lo mejor es ir controlando, y cuando lo veas muy blando, antes de que se seque, sácalo.

Jamón: A mi personalmente me gusta el jamón sin calentar, pero si te gusta caliente, haz lo mismo que con el tocino de arriba.

Si lo acompañas con unas patatas fritas y unas aceitunitas (olivas si lo llamais así), un refresco de cola, o un tinto, o una cerveza, teneis una comida bastante buena para un rato divertido entre colegas.

Hasta la próxima receta, y  recordad, lo que se hace en la cocina, sí que sale de la cocina.

Hola de nuevo!!!

Hoy tambien necesitamos comprar algo del super, un poco de arroz tres delicias. Hay muchos tipos, mi favorito, el del Mercamoña, que por poco más de 3€urillos tienes un kilo de arroz casi preparado. Puedes optar por hervir arroz, luego escurrirlo, secarlo… poner los ingredientes… ensuciar muchísimo… o hacerme casi, comprar esa bolsa, ahorrar mucho dinero y comer igual.

Ingredientes:

Bolsa de arroz tres delicias (suele traer guisantes, zanahoria, esa cosa como tortilla y poco más).

Un poco de aceite.

Un bol de plástico (un tapper de helado por ejemplo).

Y para la salsa agridulce tienes dos opciones: Comprarla o hacer esta receta, que es un poco más complicada, necesitas una ollita y un poco de tiempo, huele fatal y hace que huelas a vinagre por días. La verdad, solía hacer yo mi propia salsa agridulce, probé la del Alamontaña y dejé de hacerla. La del Merca sabe a melocotón (asquerosilla la verdad) y he probado pocas que sepan bien como la de la tienda antes mencionada. La receta se basa en poner en una ollita un vaso de agua, medio de vinagre y medio de azucar. Añadir una pastilla de avecrem y remover como un loco durante un rato. Es una opción, no la aconsejo.

Suciedad: 1 bol, 1 tenedor.

Preparación preparatoria:

1- Pon el arroz en el bol hasta que lo llenes (aviso, bajará el volumen de agua y se quedará más pequeño, así que no pongas muy poco, que te quedas con nada.

2- Pon una cucharadita de aceite, sal, y muevelo.

3- Ponlo en el microondas a máxima potencia durante diez minutos, con la tapa puesta pero no cerrada. Cuando falten 3 minutos para acabar, quita la tapa por completo.

4- Ya te lo puedes comer, pero voy a darte algunas ideas para consumirlo con más gusto:

1-Idea del “surimiiiiiii”: Añade un poquito de surimi cortadito (palitos de cangrejo, boquitas de mar). Pega mucho con el sabor de lo demás. Para descongelarlo NO LO METAS EN EL MICROONDAS, porque se pondrá blanducho y feo. Para descongelarlo bien, ponlo en un vaso de agua, y llenalo de agua. Cuando el agua se enfrie mucho cambiala. Hazlo unas pocas veces (previamente quita los plastiquitos). Se descongelará lo suficiente para cortarlo con facilidad. Mételo en el bol recien sacado, y el mismo calor del plato lo terminará de descongelar, y dejarlo en su punto, y te enfriará un poco un plato que sale ardiendo. Asegurate de escurrir bien el tsurimi.

2- Al atun,tun,tun: ponle una latita de atún con su aceite escurrido. Mezcla. Come

3- Mazorquideo: un poco de maiz ayuda mucho.

4- Cambia la salsa agridulce por la de soja: Esto, aunque en un principio no me gustara, le acabas cogiendo el gusto, y le da un sabor genial.

5- Una buena salsa picante.

Todas estas cosas ponla una vez haya sido cocinado el arroz. ENSERIO.

Pues ya podeis comer tranquilamente sin preocuparos mucho por la preparación. Así no se pega, ni se quema, así que espero que os guste la forma de prepararlo, y que me digais vuestras propias opciones de preparación, que quiero probarlas. ¡Un abrazo delicioso!

¡¡Howdy hou!! ¿Cómo están?

Hoy traigo una receta que llamo de reciclaje. Es una de esas recetas que se utilizan cuando quieres gastar algo de comida y no sabes que hacer con ella.

Lo primero de todo, quiero decir que SIEMPRE que en algún lugar se dice “con sabor a pizza” significa “cantidades ingentes de orégano, queso y tomate”. Pues bien, eso es justamente lo que vamos a utilizar.

Ingredientes:

-(Las que quieras comer) Tostaditas crujientes de pan. Me refiero a esas tostadas de pan que vienen en packs inmensos. En mi caso, cuando solía comprarlos, me sobraban por mucho tiempo, y hasta que los gastaba, tardaba una eternidad.

– Queso en lonchas (tranchetes).

– Tomate frito (una cucharadita de café por tostada, menos si aprovechas bien).

– Jamón York en lonchas (o lo cortas tu mismo, y tambien vale “choped”).

-Orégano.

Suciedad: 1 cucharita, 1 plato

Tiempo: 5 minutos

Prepare your hands and go!:

1- Coloca todas las tostaditas en una superficie planta, o en el plato directamente.

2- Unta tomate frito sobre las tostadas. Para ello, utiliza una cucharita, pues lo hace de una manera más suave que un cuchillo, aunque puedes hacerto tambien con un cuchillo, pero dejando una capita no muy pegada al pan.

3-Coloca una loncha de jamón york (o salchichón, o la carnaza curada que quiera o embutido que prefiera) y la loncha de queso encima. Como la loncha es muy grande, dará para 1 y media. Si haces 3 sólo necesitarás 2 lonchas.

4- Coloca orégano espolvoreado por encima. Poquito, con mucho orégano se pone algo amargo.

5- Coloca en el microondas por 3 minutos. La tostadita se ablandará un poco, pero seguirá crujiente. Al sacarlo quema un poco, así que cuidado. Temperatura máxima, y si quereis y podeis, 1 minutito al grill.

Este es un plato salvavidas y de reciclaje de pan que no gastas. Puedes usar los restos de embutidos que no dan para un sandwhich decente, o los culillos del bote del tomate, porque requieren muy poquita cantidad de ingredientes. Puedes quedar bien con tu estómago, o el estómago de tus amigos mientras veis un partidillo, o jugais Magics, cada uno a lo suyo.

Espero que disfruteis la receta, y hasta la próxima.

En cuanto a las fotos de las recetas y las recetas, me han dicho muchas cosas, como que las fotos son horribles, o las recetas muy sencillas.

La verdad, es que esa es mi intención. A mi me gusta mucho la cocina, y llevo muchos años cocinando, y siempre que buscas una receta en internet, es superdificil, no paran de usar tecnicismos, piden moldes especiales, utensilios caros o específicos, una retaila enorme de pasos, de preparativos…

Y si hablamos de las fotos, son grandes fotos de estudio, con unas preparaciones enormes, unas puestas en escena grandiosas…

PERO a mi nunca me salen igual. A mi me sale comida, no decoraciones para un salón. Si cocinas un burrito (por ejemplo), no te gusta que tenga muchos colores o sea precioso, sino que esté bien relleno y sepa de lujo. Una pizza preciosa no tiene por qué gustarte más que una pizza bien cargada. Las recetas que propongo son recetas para comer, no para quedar bien con nadie, ni para ser la envidia de tus amigos, sólo es para comer. Por lo mismo, las fotos son reales, son comida hecha para comerse. No tiene que ser preciosa, sólo saber muy bien y ser sana (a veces).

Hoy estaba buscando alguna receta para hacer, y todas piden marcas específicas de comida, unos ingredientes carísimos, cacharros que un estudiante en un piso de estudiante no tiene. Tampoco tenemos el tiempo ni las ganas de hacerlo, para que mentir. Sólo busco enseñar o mostrar de manera facil, para el que sepa y el que no sepa cocinar, cómo preparar comida variada sin tener que preocuparse mucho. Si luego se lo quieres presentar a tu novia, o invitas a alguien, pues ve poniendo las decoraciones o presenta el plato de la manera más bonita que puedas, pero a mi me gusta comer, y no con los ojos.

Esto es lo que quería señalar hoy, y os seguiré dando truquillos en la cocina y utilidades que hacer mientras estais solitos en la cocina.

¡¡Un abrazo muy grande y cocinero a todos!!

Hola “comprades” del microondas,

Hoy la verdad me sentía sin ganas de cocinar nada, ya saben, la época de exámenes y todo ese rollo, por lo que me dije: ¿Qué puedes hacer de comer que resulte facil y con muy poco esfuerzo?. Luego me di cuenta que casi cualquier cosa de las que escribí aquí, pero me decidí por puré de patatas, que las pequeñas patatillas están comenzándole a salirles patitas para huir de la porqueriza.

Pues viniendo al tema que nos alude, lo que necesitaremos es:

Ingredientes:

– 2/3 patatas (depende del tamaño y el hambre que tengas)

-Aceite

-Pimienta y Sal

-(Opcional): Atún, maiz, guisantes… (casi lo que quieras).

Suciedad: 1 bol, 1 plato, 1 tenedor.

Tiempo de preparación: 13 minutos

Preparation, listos, ¡ya!:

1- Coge las patatillas (aconsejo patatas pequeñas porque se cuecen más rapido, pero si pones una bien grande, pártela por la mitad para acelerar el proceso) y ponlas en un plato, con piel y todo.

2-Pon un cuenco de plástico encima. Yo utilicé el mismo que para la tortilla (de aspecto poco favorecedor del otro día). La idea es que tape por completo a las patatas, para asarlas. Ponlo en el microondas a toda potencia durante 10 minutos. Esto sería tiempo para: 1 patata muy grande, 2 medianas o 3 pequeñas. Para saber si está bien asada, pinchadla. Si se puede atravesar sin problema alguno, está lista. Si en algún caso no fuera posible, parte la patata y ponla unos 2/3 minutos más, según el tamaño.

Asando las patatas en el microondas

3- Saca las patatas, ponlas en el cuenco (ardiendo) y échales agua fría. Ponlas debajo del grifo mientras las pelas. Se pelan con la mano. No seais quisquillosos si queda algo de piel. Si la lavais bien no pasa nada.

Patatas peladitas con la mano. Lo poquito que queda no hace daño a nadie

4- Una vez peladas, machaca las patatas con un tenedor, hasta que queden más o menos homogeneo. Añade aceite y mezcla. Para saber la cantidad de aceite, es muy sencillo: para los que acaban de comenzar a cocinar, os aconsejo que conteis vueltas rápidas en el plato. Con esto quiero decir, que una dosis sería como hacer un círculo alrededor del (en este caso) bol. Si tenemos esa proporción (que puede ser extrapolada a cualquier bol o plato) aquí daríamos unas 3 vueltas. Las vueltas tienen que ser rápidas, para que no caiga mucho aceite en cada una de ellas. Es como cuando se aliña una ensalada, vueltas rápidas, pero tampoco os volvais locos en velocidad, que el aceite llegue a caer. Si teneis miedo de pasaros, para saber que está bien, id echando poco a poco el aceite, y cuando veais que está suave el puré en cuanto a textura visual, parad.

El puré pasadito

5- Añade sal y pimienta, y el condimento que quieras (yo personalmente casi siempre elijo atún, para que la mami se quede contenta de que comemos fósforo). Ahora remuevelo todo un poco y a comer como un cerdo (o engullir como un pato).

Esta versión al microondas del puré de patatas para mi gusto es mejor que hervir las patatas, por varias razones (entre ellas cantidad de cacharros a limpiar). La razón principal es la textura y consistencia que toma la patata, que no es tan suelta ni granulada como la que se crea al hervirlas, sino que queda más suave y compacta.

Podeis añadir lo que querais, o echarle hiebas que os gusten ,condimentos, salsas picantes (con la salsa piri-piri portuguesa está bastante bueno), etc.

Hasta la próxima entrada, y ya me contareis como os van saliendo los platos. ¡Hasta la próxima!

 

¡¡¡Hola a todos de nuevo!!!

Hoy no tenía tiempo ni ganas de cocinar, así que he intentado hacer algo, y por milagroso que suene, HA FUNCIONADO.

Hoy vamos a preparar una tortillita francesa con queso fundido y orégano, muy, muy rápida. Prometido.

Ingredientes:

-2 huevos

-Una lonchita de queso

– Un poco de orégano, sal y aceite.

Suciedad:

1 bol y 1 tenedor

Preparación (o como hace Flash [AH! AH!] las tortillas):

1- Pon dos huevos, un poco de oregano, un poquito (muy poquito) de aceite y sal en un bol pequeño.

2- Bátelos con un movimiento rápido y sincronizado, o como puedas, pero hazlo hasta que quede todo de un color homogeneo.

3- Pon el queso cortado con tus manos dentro, mezcla un poco más, y ponlo en el microondas por 6 minutos. No lo pongas a máxima potencia, pon el microondas un poquito más flojo, pero poco. Si ves que no está hecha completa, ponlo poco a poco un poco de tiempo más. Estará lista cuando esté toda cuajada.

Así quedará más o menos:

Se ve horripilante en la foto, pero en la realidad no es tan fea, y está bastante buena, de verdad. Seguro que os sale una forma más bonita.

Pues eso, y muchas gracias por los comentario y los consejos. Me animais a experimentar más. Decidme si haceis alguna como os sale.

¡¡Hasta la próxima!!