Este es mi compañero de piso, quien guarda un asombroso parecido al chico heavy de un anuncio para promover el empleo entre los jóvenes (el cual sujeta una escoba, como oferta de trabajo):

El bueno de Jesús.

Anuncios