Cuando me preguntan (-quien? -GENTE!) sobre si prefiero la subtitulación al doblaje, la verdad me es dificil decantarme, porque todo lo importante es quien traduce, o quien hace de voz en el doblaje. La verdad, el doblaje es más cómodo de ver, consigue crearte una sensación agradable de proximidad frente a una V.O., pero si el traductor es malo, te puede estropear totalmente una película.

San Jerónimo, el patrón de los traductores, y el primer loco que escribió otra vez la Biblia.

San Jerónimo, el patrón de los traductores, y el primer loco que escribió otra vez la Biblia.

Las formas de pensar sobre estas cosas son enormes, pero siempre habrá otra opinión que no se conozco, la disparidad existe incluso en el mismo oficio, y hay que decantarse. Para mi, las canciones en original (raramente quedan bien, exepto en Disney) y los dialogos doblados, pero por favor, que la voz concuerde con el personaje.

Como todo en la vida, lo primero que ves es, para ti, la mejor y la otra te suena mal y artificial.

Anuncios